San Juan de los Remedios… Patrimonial.

Autor: Lic. Gerardo Rojas Fuentes. UNHIC. Remedios.

La actual ciudad de Remedios tiene sus orígenes históricos en los diferentes asentamientos tras la conquista, siendo el último San Juan de los Remedios de la Sabana del Cayo.

Su fecha de fundación se reconoce hacia el primer cuarto del siglo XVI, aunque diversos historiadores discrepan en su datación lo más aceptado es 1515: fecha a partir de la cual celebra su aniversario.1

Su último asentamiento, lugar en que hoy se encuentra, se estructuró a partir de una plaza o espacio libre de forma más o menos cuadrangular, en torno a la cual se ubicaron la Iglesia, el Cabildo y las primeras viviendas.

La ciudad actual como conjunto urbano sobresale en el contexto nacional por la congruencia e integridad de su fisonomía definida durante los siglos XVIII y XIX del período colonial, donde se insertaron armónicamente edificaciones republicanas de las primeras décadas del siglo XX. Son relativamente pocas las inserciones contemporáneas que rompan significativamente su singular homogeneidad constructiva.2

Teniendo en cuenta sus valores patrimoniales el 7 de marzo de 1980 se proclamó el centro histórico urbano de Remedios como Monumento Nacional.

El capitán Núñez Jiménez, Viceministro de Cultura y Presidente de la Comisión Nacional de Monumentos en aquellos años dio lectura a la Resolución 8, de 25 de diciembre de 1979 oficializando la determinación y entregando el Acta de Proclamación a la compañera Natalia Raola Ramos, historiadora de la ciudad en aquel entonces.

Remedios también es conocida como Ciudad de Tradiciones, fundamentalmente por sus conocidas, internacionalmente, Parrandas Remedianas -surgidas hacia 1820 y gozando de perfecta salud- quedando establecido, a finales de los años 70, por Decreto-Ley del Gobierno Revolucionario como fiestas tradicionales junto a las Charangas de Bejucal y los Carnavales de Santiago de Cuba.3

En el año 2013 las parrandas fueron declaradas Patrimonio Cultural Inmaterial de la Nación, en declaratoria que contempla 18 poblados de diez municipios de Villa Clara, Sancti Spíritus y Ciego de Ávila, en el contexto de la Asamblea solemne, acaecida en el atrio de la Iglesia Parroquial Mayor de San Juan Bautista, en Remedios.4

En noviembre de 2018 las Parrandas de la Región Central de Cuba fueron declaradas Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, en la 13 sesión del Comité de Patrimonio Inmaterial de la UNESCO.

San Juan de los Remedios es la decana y madre de las parrandas del centro de Cuba y dos de sus localidades, Buenavista, 1891 y Zulueta, 1894, están incluidas en los dieciocho pueblos parranderos de esta zona del país.

Gladis Collazo Usallán, presidenta del Consejo Nacional de Patrimonio Nacional expresó: “Hoy el compromiso trasciende: ahora estas parrandas son del mundo…”4

El Patrimonio Cultural Inmaterial (PCI) ha sido definido por la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial como: “los usos, representaciones, expresiones, conocimientos y técnicas -junto con los instrumentos, objetos, artefactos y espacios culturales que les son inherentes- que las comunidades, los grupos y en algunos casos los individuos reconozcan como parte integrante de su patrimonio cultural. Este patrimonio cultural inmaterial, que se transmite de generación en generación, es recreado constantemente por las comunidades y grupos en función de su entorno, su interacción con la naturaleza y su historia, infundiéndoles un sentimiento de identidad y continuidad y contribuyendo así a promover el respeto de la diversidad cultural y la creatividad humana”.5

De esta manera el Patrimonio Cultural Inmaterial es considerado un acervo que ha de ser protegido, apreciado, utilizado y controlado.

El remediano Rafael Lara González, Metodólogo Nacional de Cultura Popular Tradicional expresó a Granma al responder a la interrogante de por qué las Parrandas merecen un reconocimiento como Patrimonio Intangible de la Humanidad por la UNESCO:

“Es un fenómeno netamente popular y raigal, reconocido por diversas comunidades, constituyendo una necesidad vital de tipo familiar, vecinal, social y comunitario para cada uno de los habitantes, es una expresión auténtica del Patrimonio Cultural Vivo; solo de Cuba, no lo encontramos en otro sitio de la geografía mundial. Es único, además, por su lucidez, dinamismo, por su diversidad temática y etnodemográfica, oficios y elementos identitarios, por sus valores agregados, por facilitar el sentido de continuidad en las nuevas generaciones, por su sentido de colectividad e inclusión, por su resistencia y perdurabilidad por casi 200 años, por mantener viva una tradición”.6

Las PARRANDAS –con mayúsculas- son un estado de ánimos, algo que identifica, que apasiona, que nos saca un poco de las preocupaciones y agobios del día a día. Y también, por qué no, nos compromete y nos hace sentir en lo más hondo un sentimiento irresistible de pertenencia.

NOTAS

1-San Juan de los Remedios. De apócrifa a villa ilustrada. Fabregat Borges, María Victoria, Juan Carlos Hernández Rodríguez y Erick González Bello.

2-Reinaldo Mendoza. San Juan de los Remedios, génesis y evolución de una villa. Revista Revolución y Cultura. 3/2016. Pp. 41 y 54.

3-Miguel Martín Farto. “El Poder del Pueblo”. Año II. Marzo de 1980- N°. 2. Pág. 35 –Publicación trimestral—Órgano de la Asamblea Provincial del Poder Popular de Villa Clara.

4-Periódico “Vanguardia”. Santa Clara, 29 de diciembre de 2018.

5-EcuRed_Portal 1.5. Noviembre_2015_Windows.

6-Mauricio Escuela. “Parrandas, entre la perdurabilidad y el esplendor”. Periódico Granma, jueves 29 de noviembre del 2018. 

1 comentario en “San Juan de los Remedios… Patrimonial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.