Declaración final del XXIII Congreso Nacional de Historia

Los delegados e invitados al XXIII Congreso Nacional de Historia, que sesionó en la ciudad de Bayamo, Monumento Nacional, capital de la heroica provincia de Granma entre el 15 y el 17 de abril de 2019; comprendiendo que la Revolución que triunfó el 1 de enero de 1959 significó definitivamente la materialización de los ideales por los que lucharon los cubanos desde 1868, dedicaron sus sesiones a honrar la memoria del iniciador de nuestro único proceso revolucionario, Carlos Manuel de Céspedes, en el bicentenario de su natalicio, al Aniversario 150 del comienzo de dicho proceso y al Aniversario 60 de aquel amanecer luminoso que trajo para Cuba, con la guía de Fidel, la verdadera independencia y la justicia social.

En medio de la compleja situación internacional y regional, caracterizada por el aumento de la agresividad del imperialismo norteamericano en contubernio con gobiernos de derecha en América Latina, los delegados e invitados al XXIII Congreso Nacional de Historia, en representación de todos los historiadores cubanos, declaramos que:

1. El estudio de la Historia de Cuba y de América nos muestra que, a lo largo de los últimos dos siglos, la injerencia imperialista ha sido el enemigo y principal factor desestabilizador de la región, opuesto a los avances democráticos y con el objetivo manifiesto de considerar a la región latinoamericana y caribeña como su traspatio neocolonial.

2. Reafirmamos nuestro compromiso con la verdad y la justicia, con los ideales de paz, de libertad y de independencia de Cuba, de América Latina y el Caribe, en defensa de los cuales continuaremos en la primera trinchera del combate ideológico, derrotando las agresiones imperialistas contra nuestro país.

3. Rechazamos la Ley Helms-Burton y la anunciada puesta en vigor de su Título III, erigida hoy como instrumento fundamental de la política de hostilidad del gobierno estadounidense y su nueva escalada de agresiones contra Cuba. Denunciaremos ante el mundo esta flagrante violación de las normas internacionales y de forma unida y firme enfrentaremos esta nueva agresión.

4. Expresamos nuestra solidaridad con el hermano pueblo de Venezuela y el apoyo al gobierno constitucional que preside Nicolás Maduro Moros, frente a los intentos de la reacción continental, encabezada por el gobierno de Donald Trump, por aplastar la Revolución bolivariana y chavista y su ejemplo de soberanía, unidad y solidaridad latinoamericanas.

5. Ratificamos y nos unimos resueltamente al llamado internacional por la libertad de Luiz Inacio Lula da Silva, injustamente encarcelado hace más de un año, sin pruebas y como resultado de un amañado proceso judicial, viciado por la parcialidad y la politización, con el fin de hacer retroceder los avances de la izquierda brasileña y las conquistas sociales que se alcanzaron durante su gobierno.

6. Consideramos que es necesario ampliar los estudios históricos en el país, reforzando acciones para el desarrollo de proyectos investigativos y de promoción de la historia, que a través de los libros que se publiquen, los trabajos periodísticos y audiovisuales que se realicen, los eventos que se convoquen y la mejor utilización de los medios digitales e internet, permitan que lo que se escriba y comunique sobre la historia interese a los públicos más diversos.

7. Reiteramos que con el noble empeño de perfeccionar la enseñanza de la Historia en todos los niveles educacionales, para dotar a los niños y jóvenes cubanos de la poderosa influencia formativa que emana de las glorias pasadas, los ministerios de Educación y de Educación Superior, contarán con el apoyo de los historiadores cubanos.

8. Afirmamos que para enfrentar corrientes tergiversadoras de nuestra Historia, se requiere una actitud militante en la que se conjuguen armónicamente la rica tradición historiográfica cubana con nuevos enfoques científicos, para explicar adecuadamente las transformaciones a partir de la acción de los hombres, aspecto en el cual las enseñanzas del eterno Comandante en Jefe Fidel Castro constituyen el paradigma más completo.

Al calor del enriquecedor intercambio con la combativa, patriótica y hospitalaria población de Granma, y los fructíferos debates sostenidos en las sesiones del Congreso a partir de las ponencias presentadas y el desarrollo de paneles y talleres, nos reafirmamos en nuestra inclaudicable voluntad de continuar aportando a la cultura nacional, perfeccionando las investigaciones y la divulgación históricas, actuando con más celo en la preservación de la memoria histórica de la nación, y reiterando nuestro deber con la ciencia y la conciencia de nuestro pueblo y la causa de la lucha por un mundo mejor.

Bayamo, cuna de la nacionalidad cubana, 17 de abril de 2019,

“Año 61 de la Revolución”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.