Agradecimientos desde Santa Clara a Eusebio Leal Spengler

Autora: Hedy Águila Zamora, Historiadora de la Ciudad de Santa Clara.

Santa Clara no pertenece a las siete primeras villas, ni es una ciudad patrimonial, pero no dejó de ser preocupación de Eusebio Leal la historia, las personalidades, el patrimonio de esta ciudad, como las de toda la isla porque trascendió como Historiador de La Habana, en realidad lo era  de toda Cuba y soñaba con Oficinas del Historiador en todas las ciudades de la isla.

Los santaclareños debemos agradecer sus estudios y su preocupación por conservar el legado de Marta Abreu y su familia en la provincia de La Habana, durante los años que permaneció allí y las obras benéficas de sus hermanas en aquel lugar, es por ello que hoy existe la Quinta de Palatino conocida como “Quinta de los Monos” que heredó Rosalía Abreu, la hermana más pequeña, inmueble con altos valores arquitectónicos y artísticos, además de los relacionados con la veterinaria y otras ciencias asociadas al medio ambiente, esto no fue olvidado y el edificio fue restaurado y puesto al servicio de la sociedad. También el 20 de mayo de 1928, fue  fundada por Rosalía una Escuela Técnica – Industrial para Mujeres en Rancho Boyeros, la Habana, entre otras.  

Están en la ciudad de la Habana las viviendas de la familia González Abreu Arencibia y el recuerdo de la figura de Luis Estévez como alumno y trabajador de la Universidad de la Habana del siglo XIX, y después como vicepresidente de la República.

Estas historias, y estos inmuebles fueron  atendidos y protegidos por Leal desde su Oficina del Historiador, es decir que una buena parte de la vida de nuestra benefactora está recogida allí, donde Marta Abreu tuvo un lugar en la historia que se ha preservado y divulgado desde las intervenciones de Eusebio Leal y también la atención a los santaclareños, cuando en una oportunidad desde el Centro Provincial de Patrimonio organizaron una excursión al panteón de esa familia en el cementerio Colón, lugar también protegido patrimonialmente y que él recibió personalmente o cuando, en una oportunidad, alguien hizo declaraciones desfavorables a las personalidades de Marta Y Luis, en un programa de Habana Radio. Desde Santa Clara a nombre  de la Cátedra Marta Abreu, nos comunicamos a través del Correo Electrónico con Eusebio Leal para establecer la inconformidad con el programa, recibimos respuesta, dándonos la razón y con mucha ética, cuando tuvo la oportunidad, resaltó los valores de la patriota y benefactora Marta Abreu y su esposo Luis Estévez. 

La Filial de la UNHIC recibió colaboración y apoyo de la Oficina del Historiador, Leal era miembro de esa organización y  en los Congresos de la UNHIC estuvo presente con su verbo elocuente y su palabra precisa para ofrecer experiencias valederas para todos los dedicados a la Historia y enviaba mensualmente en un sobre por el correo postal dirigido a la presidenta de la UNHIC en Villa Clara con revistas y otros materiales de divulgación, invitaciones a eventos, concurso, etc.  Cómo una persona con tan alto nivel, tareas que cumplir, tantas responsabilidades, podía preocuparse de cuestiones tan particulares, eso dice mucho de la nobleza, la humildad de Eusebio Leal, a quien consideramos entre los imprescindibles.

Esperamos que nuestra Cátedra Marta Abreu y nuestra Filial de la UNHIC no pierdan la comunicación con los continuadores de Eusebio Leal en la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana.                              

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.