San José: Santo Patrono de Camajuaní

Por: Alejandro Batista López. Sección de Base de Camajuaní

La catolización llevada a cabo en diversas regiones del mundo trajo como consecuencia, entre otras cuestiones, que muchos pueblos adoptaron como santos protectores a diferentes imágenes personificadas de la iglesia. Camajuaní no escapó de esos planes concebidos por las autoridades y feligresía en épocas de la dominación española. El caso camajuanense no radicó en santos “aparecidos” ni traídos de otros lugares para que se les rindieran los consabidos rituales. Por voluntad de un grupo se propuso y eligió a José, hijo de David y esposo de María madre de Jesús. El santo mismo es la representación de una de las más grandes personalidades bíblicas, último patriarca de la Ley Antigua y el primero de la Ley Nueva, quien huyó de la ira de Herodes y fue con María y el niño Jesús a Egipto donde residió varios años.

El Papa Sixto IV incluyó la fiesta de San José en el Breviario y en el Misal Romano, y Gregorio XV la declaró obligatoria para la Iglesia entera con rito doble menor, el 8 de Mayo de 1621. Los papas especialmente han contribuido en una gran manea al florecimiento del culto a San José. Pío IX el 8 de diciembre de 1870 proclama al Santo Patriarca de la Iglesia Universal.

El día 6 de enero de 1880 se celebró la primera misa en la casa número 4 de la calle Gassela conocida por el callejón del Teniente (en la actualidad Eliope Paz). Ese acontecimiento se registró en acta donde dice que fue “con el beneplácido de todo el vecindario”.

El Gobernador general por conducto del Gobernador provincial por Real Orden de 7 de julio de 1880 concede la creación de una parroquia en este término municipal y el nombramiento del cura para que le sirva. Para septiembre de 1881 quedaron concluidos los trabajos de construcción de la iglesia y la Junta de Comento de Camajuaní acordó ponerle el nombre de Parroquia San José en honor a José A. Martínez-Fortín Erles, quien fuera Jefe de loso Regimientos de Caballería de Voluntarios y Marquéz de Placetas con propiedades en este territorio, y, en ese mismo se efectuó el solemne acto de la inauguración del pequeño templo a virtud de lo dispuesto por el Sr. Obispo Ramón Fernández Piérola y López de Luzuriaga, siendo su primer párroco el Ledo. Don Tomás Bassas Prat.

Por solicitud de la iglesia fechada el 31 de diciembre de 1880 donde hace el pedido de una imagen de San José a los talleres de escultura de Domingo Soler y Raldires en La Habana, la imagen del Santo que fue destruida en un incendio en la iglesia el 25 de mayo de 1915 se recibió el 31 de diciembre de 1882 con la factura de propiedad valorada en 189.00 pesos.

El nombre de San José está muy relacionado entre los pobladores pues, desde que se organizaron las primeras parrandas en 1894, los municipios de Camajuaní, Vueltas, Remedios y Caibarién venían celebrándose el 24 de diciembre, y en el año 1906 los alcaldes y comerciantes de los referidos municipios, en la búsqueda de más afluencia de público para sus parrandas acordaron que Camajuaní celebrara éstas el 19 de Marzo, Día de San José.

Una calle de la ciudad lleva su nombre, el barrio Los Sapos lo adopta como su protector, mientras que Los Chivos lo hacen con Santa Teresa.

El 1º de marzo de 1909 Pío X aprueba las letanías en honor al santo Patriarca y autoriza su rezo público. Esa aprobación inicia todo tipo de actividad tanto dentro como en el exterior de la iglesia, y con más acentuación los camajuanenses comienzan a sentir la presencia de San José durante el recorrido de la procesión por las distintas calles. De ahí que esa costumbre se haya arraigado tanto durante las fiestas tradicionales del 19 de Marzo.

Tal ha sido la influencia del Santo Patrono entre los pobladores, que los parranderos han utilizado su nombre en pasquines, prensa local y en composiciones musicales como lo atestiguan las estrofas de cantos tradicionales del barrio san José, sapos.

 

Santa Teresa, mira

este barrio como va.

Santa Teresa, mira

este barrio como va.

Es San José, es San José

que arrollando siempre va.

 

Como siempre San José

marcha sereno,

pero al fin de un solo golpe

mata al Chivo

¡Aé, aé, aé, eá!

La celebración de las Fiestas Tradicionales a la que venían cientos de Camajuanenses ausentes, y disfrutaban de ellas junto a vecinos y visitantes de otros municipios y provincias el día 19 de Marzo, se trasladó para otros meses en el año 1966. No así la procesión de San José que, desde ese mismo año 1961 hasta 1999, se realizaba en el interior del templo. No obstante a estos inconvenientes los partidarios de los barrios parranderiles esperaron deseosos que estos festejos populares, al igual que la procesión del Santo Patrono, volvieran a realizarse el 19 de Marzo como fecha  que reconoce la costumbre popular en el año 2010, mintiéndose viva hasta hoy día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.