La Plenaria Nacional Azucarera en Armas de General Carrillo.

Autor: Gerardo Rojas Fuentes. UNHIC Sección de Base deRemedios.

Fidel Castro orientó como tarea imprescindible la organización del Frente Obrero Nacional Unido (FONU) y posteriormente, como una de sus primeras decisiones, la de celebrar un Congreso Nacional Azucarero. La FONU acordó, inicialmente, efectuarlo en el Escambray. Al planteárselo al Che, se entusiasmó con la idea. Entonces se convocó el Congreso para los días finales de noviembre.

Próximo a la fecha acordada se recibió la orientación por parte del Che que el Congreso no se podía celebrar en el Escambray, porque tenía planificado atacar Fomento por esa fecha, y Fomento era, al igual que Placetas, puntos de contacto para los delegados que venían de otras provincias, y orientó entonces, que se celebrara en el territorio norte de Las Villas, liberado por Camilo.

Se había decidido celebrar el Congreso Azucarero en armas porque en esta industria los abusos y los atropellos de la tiranía y de los patronos eran mayores desde la época de la división del movimiento obrero, especialmente después de la muerte de Jesús Menéndez.

A Camilo le gustó la idea porque, precisamente, en ese propio mes de noviembre había convocado una plenaria en el campamento de Alicante con trabajadores de los bateyes y colonias de los centrales San Agustín y Adela, congregándose allí unos setecientos u ochocientos obreros. En carta a Fidel le expresó: “Esos hombres que hoy, subidos en una piedra como tribuna, como local sindical en el monte libre, hablaron como no lo hacían en muchos años, esos hombres con el cansancio de esos años reflejados en sus rostros gritaron, a todo pulmón, sus sufrimientos y sus necesidades. Por resolverlas también haremos nuestro mayor esfuerzos, hoy y mañana…”

Inmediatamente Camilo dispuso que los compañeros de la Comisión Obrera se pusieran de acuerdo para los preparativos de la Plenaria Nacional Azucarera que fue como se comenzó a llamar y no congreso.

Gerardo Noguera, junto al zulueteño Titi Igualada, presidía la Comisión Obrera y Campesina de la Columna 2 ‘’Antonio Maceo’’ del Frente Norte de Las Villas que residía en la Comandancia de La Caridad.

La Plenaria Nacional Azucarera en armas fue convocada para el 19 de diciembre de 1958, pero por retrasos de algunos delegados de otras provincias se comenzó el día 20, finalizándola al día siguiente, 21. Curiosamente, comenzó el 20 en horas de la noche, sesionando toda la noche, siendo clausurado en la mañana del 21 por el líder azucarero Ursino Rojas. Al dar esa fecha nos parece que fueron dos días de plenaria.

El pueblo liberado de General Carrillo fue el sitio donde finalmente se celebró la Plenaria Nacional Azucarera, convocada por el Frente Obrero Nacional Unido (Fonu).

A la Plenaria asistieron, entre otros, Ursino Rojas, quien presidía la FONU y se encontraba al frente de los trabajadores azucareros desde el asesinato de Jesús Menéndez; Jesús Soto, dirigente de los trabajadores textiles de Bauta; José María de la Aguilera, secretario general de los bancarios, quienes, aseguró Noguera, quedaron impresionados cuando, antes de iniciarse las sesiones, alrededor de 5 mil personas, convocados por la Comisión Obrera y Campesina del Frente Norte, recorrieron el pueblo portando carteles donde señalaban las principales demandas.

Gerardo Noquera afirmó en una entrevista que ‘’Camilo se encontraba en los preparativos del ataque a Zulueta, y como a las tres de la mañana pasó por donde sesionábamos y solamente pudo conversar conmigo para saber cómo marchaba todo, tras lo cual se retiró”.

Los delegados procedían de todas las provincias del país con excepción de Oriente que ya había efectuado su Congreso en Armas en el Segundo Frente ‘’Frank País’’.

Un hecho extraordinario lo constituyo la invitación realizada a pequeños y medios colonos para que designaran delegados fraternales que les representaran en el evento.

La Plenaria se efectuó en el local de la Sociedad de Carrillo, hoy Círculo Social Obrero “Camilo Cienfuegos”.

Los principales acuerdo de aquella plenaria fueron la organización de la huelga general revolucionaria en todos los centrales azucareros del país y el apoyo resuelto a la lucha armada de todos los compañeros de los centrales representados, es decir, la ayuda al Ejército Rebelde, en todos los sentidos. También se recogieron las demandas más sentidas de los trabajadores azucareros: la restitución de los salarios que se les habían rebajado en los años anteriores; la reposición de miles de trabajadores azucareros que en esos años habían sido desplazados de numerosos ingenios; el restablecimiento del diferencial azucarero que también se le había escamoteado a los trabajadores y el pago de las diferencias salariales dejadas de pagar. Además, una serie de demandas y conquistas que los trabajadores azucareros habían logrado y que les fueron arrebatadas.

También se consiguió publicar, posteriormente, diez mil ejemplares de las resoluciones del Congreso en la misma provincia de Las Villas, algo así como un llamamiento a todos los trabajadores azucareros del país, mediante el cual se les informaba acerca de la celebración de la Plenaria, se denunciaban los crímenes y los atropellos que estaba cometiendo la tiranía con la colaboración de los mujalistas.

El veintiuno de diciembre, día de las conclusiones del Congreso, cuyas palabras finales estuvieron a cargo del prestigioso líder azucarero, Ursino Rojas, coincidió con el segundo combate de Zulueta, donde las tropas de Camilo, ya en horas de la tarde, rindieron el cuartel.

Esta no fue una reunión netamente campesina, pues junto a estos desfilaron trabajadores y semiproletarios, cuyas demandas fueron recogidas en los acuerdos de la histórica Plenaria Congreso.

Fuente

  • Archivo histórico Municipio de Remedios.
  • Camilo por los montes de La Caridad. Rojas Fuentes, Gerardo. Boletín ECO Nº 16. Historiadores del Centro.
  • Entrevista a Gerardo Noguera. Periódico Trabajadores (virtual)

1 comentario en “La Plenaria Nacional Azucarera en Armas de General Carrillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.