Presencia de Ernesto Che Guevara en Santa Clara

Autora: Ileana M. Echevarría Aldama

 

La historia reciente de Santa Clara está estrechamente ligada a la figura de Ernesto Guevara de la Serna, más conocido como el Che. Así le nombraron los combatientes revolucionarios que lucharon junto a él por la verdadera independencia de Cuba, pues así acostumbraba a llamar a todos, tal como es costumbre en Argentina.

Su mítica personalidad se comenzó a conocer desde aquella época, cuando constituía un tema de admiración la presencia de un argentino en la guerrilla liderada por Fidel Castro, este hombre cobró singular relevancia al ser el primer guerrillero ascendido al grado de comandante y el primero en dirigir una columna guerrillera y el mito a su alrededor fue creciendo con el tiempo y sus hazañas.

El día 31 de agosto de 1958 el Che fue designado para comandar la Columna No. 8 Ciro Redondo, la cual debía realizar una invasión hacia el occidente del país y radicarse en la región central con el objetivo de operar en el territorio de Las Villas, unificar el esfuerzo militar revolucionario, batir incesantemente al enemigo y paralizar el movimiento de tropas hacia el oriente de la isla.

La leyenda crecía con el paso de la columna invasora, de él se contaban hazañas homéricas, y esa imagen se fue ampliando para los habitantes de la ciudad en la medida en que se producía la liberación de los pueblos que la rodeaban.

Era casi imposible imaginar que la liberación de Santa Clara pudiera efectuarse en tan poco tiempo, el propio Che siempre pensó que se necesitaría al menos un mes para alcanzar tal objetivo, pero su estrategia de rodearla y precisar objetivos concretos que fueran dando el control de sus principales posiciones militares constituyó todo un éxito.

El pueblo apoyó de forma incondicional a los combatientes y se sumó con todo tipo de ayuda y participación, no fue un observador pasivo, fue un combatiente más, estos hechos ligaron para siempre al Che con la ciudad, su ciudad, sí, de manera que ahora se le conoce como la ciudad de Marta y el Che.

Su presencia fue más allá de la guerra, se extendió al triunfo, a su papel como constructor, aquí fundó fábricas, en la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas recibió el título de Doctor Honoris Causa, en cuyo acto de otorgamiento pronunció palabras esenciales para la necesaria distinción de la educación superior cubana, la llamó a vestirse de pueblo, de toda la diversidad de este.

Aquí ha sido inmortalizado en los monumentos, obeliscos y la memoria popular, están señalizados los más importantes escenarios de la batalla que este año llega a su 64 aniversario, el hermoso e impresionante Complejo Escultórico que lleva su nombre y guarda sus restos y los de sus compañeros en la guerrilla boliviana. Lugar donde recibe el tributo del pueblo santaclareño, de Cuba y el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.